Hugo e Inés, juntaron sus talentos para crear un teatro de figuras donde los personajes son sus propios cuerpos.

Los creativos personajes del teatro de la figura en Lima.

Pie de Actor

Escribe MARIA ELENA CORNEJO Fotos EDUARDO SUAREZ SOUSA

HUGO Suárez empezó haciendo teatro callejero en la Plaza San Martín, esa suerte de escuela de mimo que tuvo en Jorge Acuña al sumo sacerdote de toda una generación. Era mediados de la década del '70 y todavía los pirañitas no habían instalado su hogar en los recodos de la plaza. Sin embargo los teatreros tenían que disputar codo a codo los espacios con los manifestantes, ambulantes y policías. El trabajo en esas condiciones se tornaba en una aventura peligrosa y cada vez menos gratificante. Fue entonces que Hugo decidió emigrar. Lo hizo en silencio, sin despedirse de nadie, como se supone debe ser el adiós de un mimo.

El Sr. Pie antes de ir a dormir.

Llegó a Europa y se puso a dar vueltas en las plazas de Francia, Alemania, Italia y España. Desde el principio fue bien recibido pese a que su repertorio era el del mimo clásico heredero de las aventuras del Bip de Marcel Marceau: la cuerda, la caminata, el muro, eran parte del juego de ilusiones que Hugo dominaba con el oficio que da la calle. Allí se dio cuenta de dos cosas: que el público de todo el mundo es igual y que personalmente necesitaba trascender a su personaje. En una de sus giras llegó a Bari (Italia) invitado para dictar un curso "uno de los mil cursos con los que sobrevivía" que le cambió la vida. Una de sus alumnas, hoy esposa y socia, fue Inés Pasic, bosnia de origen y profesora de piano con quien empezó a improvisar en otras formas de expresión. Juntos se entretuvieron revisando los códigos que rigen al teatro de las sombras, experimentaron con el teatro de las luces, exploraron el teatro de las figuras, de la escenografía y del movimiento, se sumergieron en el trabajo de los clowns de Rusia que usan sus manos y guantes fosforescentes para crear figuras y así descubrieron las posibilidades expresivas de sus propios cuerpos.
Sentados frente a un espejo empezaron a concebir figuras. El pie se transformó en un elegante y altivo personaje con trazas de yuppie, los codos se retaron a duelo, las rodillas fueron músicos con esa tiesura desvalida propia del poeta y, las manos se convirtieron en las protagonistas desproporcionadas en este baile de ilusiones. Inventaron un guión en silencio y bautizaron al número con Ginocchio ("rodilla" en italiano). Ginocchio ya tiene cuatro años de vida y con él han participado en numerosos festivales internacionales, desde Italia hasta Japón pasando por Polonia, Israel y Estados Unidos. Es la primera vez que hacen escala profesional en Perú gracias a la presión de Juan Arcos, otro teatrero que tuvo su escuela en la calle. Un par de actuaciones en el Centro Cultural Ricardo Palma de Miraflores (Av. Larco 770) los días viernes 20 y sábado 21, serán su carta de presentación. Luego volarán al Canadá donde tienen compromisos ya pactados para el mes de febrero y en mayo participarán en el importante Festival de Charlestown (EE.UU.).
Con esa fantasía desbordante que el espectáculo exhibe, Ginocchio reivindica el protagonismo del cuerpo y la autonomía de sus partes, las que ciertamente esconden dosis inimaginables de poesía y creatividad. Aunque usted no lo crea.


LETRAS

DE HUANCAYO

  • José Oregón Morales (Pampas, Huancavelica, 1949) es uno de los pocos autores que escribe prosa de ficción en quechua. Hace diez años publicó "Kutimanco y otros cuentos", libro de relatos transcritos en parte de fuente oral. En esta oportunidad vuelve a la carga con "Loro Ccolluchi. Exterminio de loros y otros cuentos" (Lluvia Editores, 1994), relatos de origen quechua tomados del folclore de su tierra o reelaborados por el autor. La particularidad de Morales es que en sus relatos el narrador es partícipe de los sentimientos del hombre andino y habla desde la misma perspectiva de los protagonistas de ese mundo imaginariamente representado.

    LOS NUEVOS

  • En el Auditorio de la Alianza Francesa de Miraflores, hoy jueves se presenta el libro de cuentos "Doce nuevos narradores", editado por el Taller Literario de la Alianza que dirige el escritor Hugo Ruiz Campusano. La presentación estará a cargo del escritor Oswaldo Reinoso, el guionista Eduardo Adrianzén y el crítico literario Jorge Coaguila. Como moderador actuará Augusto Ortiz de Zevallos del Instituto Pasado y Presente. (7 p.m.)

    ARTE

    TALLER DE ARTE

  • El taller de arte Kinderland abre sus puertas nuevamente para niños de 2 a 6 años de edad bajo la dirección de Teresa Guerin, directora del Jardín Kinderland. El taller busca el desarrollo integral de los niños a través de la pintura, la expresión corporal, la cerámica, las máscaras y los títeres.

    MUSEO LUMINOSO

  • El Museo de la Electricidad ubicado en la Av. Pedro de Osma 105, Barranco, se suma a las celebraciones por el 460 aniversario de la Fundación Española de Lima, atendiendo al público durante el mes de enero de 9 de la mañana a 12 de la noche. Los visitantes podrán apreciar el mural de Ricardo Wiesse confeccionado con luces de neón, amén de la historia del alumbrado público desde la llegada de Pizarro hasta nuestros días.

    EXPOSICIONES

    INES GRAU

  • En Fórum de Miraflores, Inés Grau inauguró su tercera muestra individual compuesta por doce óleos que tienen el paisaje -interior y exterior- como tema de desarrollo pictórico. "Es una visión que convence al espectador de lo inevitable del encuadre, para luego volverlo consciente de lo irrenunciable de su soledad", dice Jorge Villacorta a propósito de su obra.

    EN BLANCO Y NEGRO

  • Atrium, la novísima galería que dirige Roberto Cores presenta la muestra "En blanco y negro", con obras de los integrantes de la Promoción de Dibujo 1994 de la Escuela de Bellas Artes. El día de la inauguración (miércoles 18) se presentó una exhibición de trajes regionales con ocasión de la Segunda Muestra Latinoamericana de Baile Folclórico por Pareja organizado por la Municipalidad de Lima con el auspicio del INC. El local está ubicado en Albaricoques 396, esquina con la cuadra 53 de la Av. Javier Prado Este.

    VERANO '95

  • La Galería de Arte Moll (Larco 1150, Miraflores) inaugura el próximo miércoles 25 una colectiva con obras de importantes artistas peruanos, entre los que figuran Bernardo Rivero, Tilsa Tsuchiya, Alberto Dávila, Cristina Gálvez, Víctor Humareda, Julia Codesido, Oscar Allaín, Carlos Aitor Castillo, Sabino Springett y José Carlos Ramos, entre otros. La muestra titulada "Salón de Verano 1995", estará abierta hasta fin de mes.

    MENART

  • La Galería Menart inauguró un nuevo local en San Isidro en la calle Los Libertadores 530, tienda 203, segundo nivel donde está exhibiendo una colectiva de temas marinos. Por estreno de local están ofertando obras de arte de jóvenes artistas, las que están en exhibición en su tradicional local de Miraflores (Villarán 140, Urb. Aurora).

    CERAMICA

  • La Fundación Mokichi Okada del Perú, fue creada con la misión de realizar trabajos de investigación en el campo de la agricultura y la medicina y difundir el arte. En los primeros años se dio prioridad a la investigación pero esta vez se impulsa el arte a través del taller de cerámica. Los alumnos trabajaron en horno de alta temperatura (1,250 grados) bajo la dirección de Luis Napurí Muñoz. Los resultados se exponen a partir de hoy jueves a las 7 p.m. en su local institucional ubicado en Diego de Almagro 640, Jesús María. Abierto hasta el 4 de febrero.

    FOTOS

  • El Instituto Italiano de Cultura, la Asociación de Italianos del Perú y la Asociación Antonio Raimondi están presentando la exposición "Immagini dall´Italia" del fotógrafo peruano Jorge Neumann (Lima, 1910). La muestra propone sugestivos paisajes capturados a través del lente de un sudamericano que grabó esas imágenes con una máquina común de 35 mm.

    MUSICA

    VIDEOS PUC

  • El miércoles 25 de enero a las 7 de la noche, el investigador Juan Ossio presentará los cuatro primeros videos producidos por el Proyecto de Preservación de la Música Tradicional Andina del Instituto Riva Agüero. Los videos son verdaderos documentos etnográficos que tratan acerca de la Tinka de Alpaca (ritual de la marcación del ganado que se realiza en las alturas de Arequipa), la fiesta de la Virgen del Carmen en Paucartambo (Cusco), los Instrumentos y géneros musicales de Lambayeque, y la Wylancha (sacrificio ritual propiciatorio en el ámbito agropecuario que se celebra en Puno). Ingreso libre en el Centro Cultural de la Universidad Católica en San Isidro.

    CONFERENCIAS

    UNIVERSIDAD DEL NORTE

  • El jueves pasado en el Salón Independencia del Hotel Sheraton se realizó la presentación oficial de la Universidad Privada del Norte, centro educativo creado por Ley del Congreso con sede en Trujillo. El Consejo Consultivo de la Universidad está integrado por personalidades y empresas como José Graña (Graña y Montero), Roberto Nesta (presidente de la SNI), Octavio Mavila, Tomás Unger, el pintor Gerardo Chávez y el arqueólogo Walter Alva, entre otros.

    QUINTUPLES

  • Del dramaturgo portorriqueño Luis Rafael Sánchez (autor de las novelas "La guaracha del macho Camacho" y "La importancia de llamarse Daniel Santos"), Umbral estrena la obra "Quíntuples", divertida farsa con un trasfondo profundo y problemático que representa la idiosincrasia latinoamericana. Bajo la dirección de Alberto Isola y la actuación del mismo Isola y Milena Alva, la obra es un fascinante desafío actoral que exige a cada uno de ellos interpretar tres personajes distintos. El estreno está previsto para el miércoles 25 a las 8 p.m. en el Teatro Larco de Miraflores. La obra continuará de jueves a lunes. Como de costumbre, los lunes son funciones a precios populares.

    Homenaje al Maestro

    Juan Acha, crítico de arte, falleció la semana pasada en México.
    Por LUIS E. LAMA
    El autor de la nota con Juan Acha en 1981, en entrevista para CARETAS.

    EL martes pasado murió Juan Acha. El protagonista de la plástica peruana de los años '60. Para quienes vivimos la década o quienes nos iniciamos en los afanes de la crítica de arte a través de la lectura de su trabajo en el diario El Comercio, Juan Acha por múltiples razones resulta un maestro.

  • Formado en Alemania como ingeniero químico, Acha se inicia en el arte a través de su amistad con Ricardo Grau para convertirse luego en el gran promotor de la vanguardia en el Perú. La década del '60 Marta Traba la definiría de manera insuperable cuando sintetizara que: ... "Parece normal y acorde con tal situación que al final de la década el furor de estar "in", de escapar de la provincia, de ser aceptados y perdonados, sacuda las artes plásticas y llegue hasta las zonas más desguarnecidas económicamente, y a las zonas más desguarnecidas culturalmente, lo cual crea una extraña nivelación nivelación a nivel neoyorkino entre paraguayos y venezolanos o entre argentinos y guatemaltecos. Esto no quiere decir, sin embargo, ni que toda la producción de la década carezca de valor ni que la sumisión sea total".
    25 años después de la revolución de las vanguardias, cuando ya el tiempo permite decantarlo todo, en el Perú, las obras de los grupos están en el panteón de las ilusiones y sus miembros perdidos en los meandros de la memoria, el único nombre que permanece es el del crítico de arte que dio información y estímulo a los artistas otorgándole coherencia a sus obras a través de la formación del grupo Arte Nuevo.
    Juan Acha sería el último de los críticos creadores, el último crítico líder de un grupo artístico en el Perú. Al decidir partir a México por un enojoso incidente que hoy resulta risible otros intentaron sucederlo pero ya el Perú era distinto y los artistas habían aprendido la lección: su partida terminó desintegrando al grupo Arte Nuevo, y la mayoría de sus artistas paulatinamente fueron ingresando en la Arcadia del olvido.
    No es que en México le haya sido fácil, pero allí se abrió camino por sus conocimientos y con el renombre internacional obtenido. Pero el Acha de los años '70, alejado del espejismo vanguardista, profundizó en la ideología y se dedicó a la sociología del arte en textos que hoy resultan de consulta fundamental para estudiar la década, pero que en la actualidad, en medio del pragmatismo neoliberal circundante resultan más bien un archivo para la historia del pensamiento de América Latina.
    En los años '80 varias veces nos reunimos con Juan Acha, ya sea en casa de su hijo Mario, en Lima o en México en su departamento en Colonia Roma donde solía invitar a los amigos que se encontraban de paso por el D.F. Allí conservaba una respetable colección de arte peruano de la época que más intensamente le correspondió vivir entre nosotros.
    Durante toda la década anterior nuestros encuentros con Juan Acha fueron relativamente frecuentes en Bienales y otros eventos artísticos. En 1992 lo vi por última vez cuando viajé a México en una visita de trabajo y en las reuniones en la Escuela de Artes Plásticas, de la Universidad Nacional Autónoma de México, comprobé personalmente cómo, ya nacionalizado mexicano, era considerado uno de los grandes teóricos de México. A los 78 años Juan Acha murió en su ley dando clases en la Escuela de Arte "La Esmeralda". El nos deja no sólo una asbundante obra teórica sino también el mejor ejemplo de coherencia y decencia que un crítico haya podido dejar. Más allá de las discrepancias que la vida nos pueda presentar, Juan Acha ha demostrado que el crítico de arte puede compartir con los artistas las páginas de la historia.