Edición Nº 1611

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    24 de Marzo de 2000

    ¡Escándalo!
    Bozzo INC.
    El Instituto Nacional de Cultura auspicia libro de Laura Bozzo editado por el diario Extra.

    La portada de "Rompiendo cadenas" no está dedicada, según manda la seriedad y la costumbre, a su tema sino a una campante y sonriente Laura Bozzo. La contraportada repite el plato e incluye , he ahí el escándalo, un logo del INC rubricando una mañosa biografía donde debió ir una reseña concienzuda.

    IMAGINEN a Vladimiro Montesinos publicando el libro "El SIN al servicio de la democracia", o a José Portillo Campbell el tratado "Transparencia en los procesos electorales" o a José Enrique Crousillat un "Manual de ética televisiva"*. Pudiera tratarse -no prejuzguemos- de opúsculos serios, con valiosos aportes a sus respectivos ítem. Pero a nadie escaparían dos cosas. A) Que la autoría sería dudosa pues lo más probable es que sean escritos por terceros. B) Que la intención primordial de las publicaciones sería lavar la maltratada imagen de sus presuntos autores.
    Laura Bozzo Rotondo acaba de lanzar, por entregas y a través del diario Extra, el libro "Rompiendo cadenas. Las voces de la violencia.
    Maltrato contra la mujer. 68 testimonos". La portada y la contraportada, a contrapelo de lo que suele hacerse en este tipo de publicaciones consagradas a su tema desde la carátula, están copadas por sendos fotones de la animadora. En lugar de la reseña acostumbrada, una biografía apologética y amañada: Se dice que la Bozzo dirigió el INC cuando en realidad tuvo el segundo cargo ejecutivo en el ente y que fue regidora de Belmont sin mencionar, por supuesto, que entró al municipio en la lista de Luis Cáceres y que su primera aventura televisiva la hizo como furibunda antifujimorista. El autobombo convierte en subalterno a cualquier otro interés editorial.

    Luis Repetto y Luciano Revoredo, del INC.


    Abriendo la tapa, el tema impone su seriedad, pero se echan de menos dos detalles indispensables: 1) No se consignan agradecimientos al equipo que ayudó a la hechura. La única explicación que se nos ocurre de tamaña omisión es que la Bozzo no ha querido delatar a los posibles autores verdaderos. Aún los expertos en el tema, con bibliografía previa al respecto, que no es el caso de la animadora, tienen a muchos a quienes agradecer. 2) No existe una explicación de la metodología. Por un lado se dice que la prudencia ha obligado a cambiar el nombre de los testimonios, por otro lado se afirma que estos fueron aireados en "Laura en América".¿Qué sentido tiene ocultar la identidad de quienes se mecharon en vivo y en directo ante todo el país con sus maridos y vecinas? Por reivindicar el show la Bozzo echa un manto de duda sobre el eje metodológico del libro.
    Consultada sobre los capítulos aparecidos, Roxana Vásquez de DEMUS, abogada experta en derechos de la mujer, comenta: "El texto es superficial aunque correcto. A cada punto no se le da el nivel de interrelación que merece y es pobre en conclusiones parciales. No veo a dónde apunta la sumatoria de testimonios...Sobredimensiona las causas culturales de la violencia y se nota la intención de atenuar la responsabilidad del Estado...No se le hace justicia a la amplia bibliografía local sobre el tema".

    Laura Bozzo y el negocio del libro redentor.


    Para remate, el libro lleva el logo del INC. Efraín Trelles, director de Extra, aduce la existencia de un convenio entre Editora Nacional (empresa que edita Expreso y Extra) y el INC que implica el auspicio del ente a todas las publicaciones no periodísticas de la primera. Pero Luciano Revoredo, responsable de la oficina que evalúa los auspicios declara que ese genérico convenio ha sido malinterpretado: "El INC debe evaluar todo aquello que lleve su auspicio y, en este caso, no se nos remitió el proyecto del libro". Sin embargo, Luis Repetto, el director del instituto nos sorprende con su anuencia: "No le hemos prestado nuestro logo a Laura Bozzo sino a Editora Nacional y ellos tienen derecho a él en virtud de un convenio similar al que tenemos con otros medios".
    Por encima de un convenio con muy elásticos considerandos, el INC tiene, por reglamento, la obligación de evaluar concienzudamente todo lo que lleve su auspicio. Que a un personaje como Laura Bozzo el Instituto le sirva de almacén de prestigios oficiales para lavar su fangosa imagen es una farsa cultural, si queremos tomarlo a broma como nos sugiere el atribulado amigo Repetto; pero es una infamia si ponemos en la balanza el siniestro oficio mediático y político del personaje auspiciado. Mientras el Defensor del Pueblo la condena y pide a las entidades del Estado que no anuncien en su talkshow; el INC, por culpa de un convenio mal escrito y por inhibir su función evaluadora, la condecora. (Fernando Vivas)

    ___________________
    *Absalón Vasquez ha publicado recientemente el libro "Desarrollo agrario, antecedentes y propuestas de política para el sXXI" y Tomás González Reátegui ha publicado un "Diccionario Ecológico".

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal