Edición Nº 1632

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    17 de Agosto de 2000

    Las Mujeres del Fujimorismo
    Asperas, autoritarias, inflexibles pero absolutamente convencidas e incondicionales a su líder. La ex congresista Lourdes Flores Nano, la feminista Ana María Yáñez y el psicoanalista Luis Herrera auscultan a las férreas damas del régimen.

    Ministra reelecta, Luisa María Cuculiza, la típica "ejecutora". No tiene pelos en la lengua.

    Escribe
    TERESINA MUÑOZ-NAJAR

    "Las mujeres que estamos cerca de él -no mucho porque es muy hermético- se lo decimos: ¡Por favor, duerma Presidente, duerma, descanse!" (Martha Hildebrandt -CARETAS, 17 de febrero del 2000).

    MIRADA FEMINISTA

    "¿Para eso querías a mujeres en el poder, para tener a cuatro autoritarias?". La pregunta se la hicieron hace unos días a Ana María Yáñez, directora del Programa de Participación Política y Liderazgo del Movimiento Manuela Ramos. Esta fue su respuesta: "Prefiero a cuatro mujeres autoritarias (más de cuatro si queremos ser exactos) que a cuatro hombres autoritarios".
    Existe una explicación para tan contradictorio diálogo.
    Nadie puede negar que desde que Fujimori entró a la presidencia el protagonismo de las mujeres en las esferas públicas y políticas se ha incrementado. Tampoco, que en la pasada década, se han logrado una serie de avances legislativos y hasta institucionales en materia de mujer. La ley de cuotas y de violencia familiar (viejas demandas feministas por cierto) son una clara muestra
    "Lo que ocurre -explica la doctora Yáñez- es que este gobierno, como ningún otro, se ha encargado de convertir en políticas públicas lo que las feministas plantearon como demandas. Esa es su función. Nosotras, eso sí, hemos estado presentes en los debates aportando ideas e insumos".
    Añade: "Mientras seamos minoría -cualitativamente hablando- las mujeres tendemos a hacer alianzas para resolver asuntos de mujeres. Alianzas transversales que hacen las representantes de diversos partidos o agrupaciones políticas y verticales, a través de éstas hacia la sociedad civil".
    El problema, lo dice la misma doctora Yáñez, es que las mujeres del régimen que han contribuido a que las leyes de promoción de la mujer se hagan realidad, son las autoras de una serie de sucesos que han tenido que ver con el desmantelamiento de las instituciones democráticas.
    -¿Fujimori "utiliza" a "sus" mujeres para fines estratégicos?

    Dos estilos de fujimoristas convictas y confesas, Martha Chávez: fiel hasta el exceso. María Jesús Espinoza: "bisagra del régimen".


    -De hecho su estrategia es populista -favorecer al sector femenino para tenerlo en el bolsillo- no obstante es preciso aclarar este punto. Yo puedo entender que utilice a mujeres vulnerables como las de los comedores populares, que a cambio de la comida del PRONAA asisten a sus marchas, pero decir que "utiliza" a Martha Chávez o a Luz Salgado o a cualquier otra, quiere decir que las mujeres seguimos siendo una manga de estúpidas, manipulables y sin ideas, buenas o malas. Ellas son autónomas y están absolutamente comprometidas, alma, vida y corazón, con Fujimori.
    Para Ana María Yáñez, estas mujeres son un elemento de bisagra del ingeniero. "Parece que al presidente no le ha dado la gana de darle gusto a Absalón Vásquez ni a Francisco Tudela ni a Vladimiro Montesinos y, Luz María Salgado y María Jesús Espinoza, por ejemplo, son las bisagras. Cumplen esa función, la asumen y es su proyecto político".
    Por último, recalca que las mujeres del régimen se han comprado el paquete del fujimorismo con celofán, lazo y todo. "No debemos exculparlas del pecado de ser autoritarias y antidemocráticas colocándoles eso de `manipulables' como el tamiz protector de su debilidad. Si a Martha Chávez le piden que se tire del acantilado por Fujimori, estoy segura que lo haría". "Sería bueno -sugiere- averiguar cómo es que las mujeres nos acercamos al poderoso. Parece que no rivalizamos, como sí lo hacen los hombres, sino que formamos una especie de corte alrededor de la figura paterna...".

     

    Autoritaria de siempre, Martha Hildebrandt y "la desfachatez que le dan los años".

    MIRADA POLITICA

    Recordemos primero esa muy buena categorización realizada por Cecilia Blondet, del IEP (CARETAS 1575), respecto a las mujeres que gravitan en torno al Ejecutivo. Las regias eficientes funcionarias y asesoras. Las políticas: incondicionales del mandatario. Las orientales: ojos y oídos del Presidente. Las feministas: especialistas en tema de género sin llegar a tener una relación cercana ni vínculos con el Presidente.
    Enseguida y basándose en la mencionada categorización, Lourdes Flores Nano, constitucionalista y congresista de los diez últimos años (y quien acaba de publicar dos volúmenes sobre las provincias del Perú que ha visitado: "El Evangelio y la Tierra") dice: "Es evidente que Fujimori ha colocado a mucho más mujeres en la escena pública, no sé si por convicción o por conveniencia, pero es evidente. También, es notoria la emergencia de un sector femenino profesional muy importante. A propósito, no me canso de destacar, por ejemplo, la carrera administrativa de Miriam Schenone. Asimismo, es indiscutible que el régimen ha acogido a gente brillante como Beatriz Boza y a otra, a quien no conozco bien, pero que es muy fuerte y se maneja `un paso atrás', María Esther Gago, suerte de hormiguita que ha sobrevivido a todos los ministros de Educación". Estas serían las regias, las tecnócratas. ¿Pero qué pasa con las políticas?
    Para la doctora Flores Nano, las políticas enfrentan un problema medular: "el de asumir demasiado rápido y sin ningún espíritu crítico el esquema del régimen". "Cuando uno escucha a Martha Hildebrandt, con la desfachatez que le dan los años, se percibe que conceptualmente, a ella le parece que para que una sociedad cambie hay que apoyar el autoritarismo. Luz Salgado puede tener discrepancias pero no las objeta y, bueno, Blanca Nélida Colán, ella podría ser el arquetipo más notable de la sumisión absoluta. Una vez, en broma, le dije que era la `fujifiscal' y Blanca Nélida feliz, muerta de risa..."

    Movilidad sin precedentes entre los puestos que ocuparon en las listas y las posición que ocupan como electas. Derecha: Cuestionada congresista reelecta, Carmen Lozada de Gamboa, nueva y dislocada vocera del oficialismo.


    Coincidiendo con Ana María Yáñez, Lourdes Flores opina que la pasada ha sido la década de las mujeres en materia legislativa. "No obstante hay que rescatar el origen -aclara- y mencionar la lucha de casi 30 años de instituciones como Flora Tristán o Manuela Ramos".
    Lourdes fue una de las promotoras de la ley de cuotas pero fueron Martha Hildebrandt y Luz Salgado quienes la sacaron. "Es verdad. Cuando Javier Diez Canseco y yo llevamos la ley a la Comisión Nacional, nos hicieron puré y nos chotearon. De pronto, Martha se va a una reunión interparlamentaria a la India -con Luz Salgado y Rolando Breña- y regresa con la idea en la mano. Todos la secundamos por supuesto. En ese viaje no sólo surgió el feminismo de Martha
    Hildebrandt (nada más insospechado) sino su romance con Rolando Breña".
    Cuentan los entendidos que la famosa ley de cuotas apareció en uno de los no menos famosos "plenitos" de Fujimori. "Ley aprobada", dicen que dijo el ingeniero.
    "Nunca he conversado con Fujimori sobre su visión de la mujer -confiesa Lourdes- pero Sonia Goldenberg y Beatriz Merino, que sí lo han hecho, transmiten que es un hombre que cree en la presencia de la mujer. Lo demuestra ¿no? Me da la impresión que su idea es ésta: Las mujeres son más trabajadoras y me secundan con pasión. De otro lado, no tiene el aspecto del macho que somete a las mujeres ni la mujer que tuvo le salió sometida".

    Lourdes Flores Nano, convencida de que: "estas mujeres no entran a oxigenar el ambiente". Seguido, Nuevas tecnócratas, Beatriz Alva y Cecilia Martínez y vieja conocida, Miriam Schenone.


    Es el turno de Martha Chávez y de María Luisa Cuculiza. "Por personalidad, Martha es una mujer dogmática. Arrasa y no tiene flexibilidad por lo que a veces dice cosas insostenibles. La critico por su falta de ductibilidad y permeabilidad pero aprecio en ella dos virtudes: cree en lo que dice, es sincera en su dogmatismo. No le he visto nunca una doble intención y eso me hace respetarla. También -y eso es muy importante en política- da la cara y todos saben lo que piensa. Me agrada la gente que mantiene una línea aunque sea diferente a la mía. No hay que olvidar que el fujimorismo ha contribuido a que las personas pierdan toda ética y se vayan de un lado a otro. El valor de Martha Chávez es la firmeza en sus creencias".
    Sobre la Cuculiza, Lucha según Lourdes -muchos años compartidos en el PPC- la brevedad es suficiente: "es una ejecutora y está mucho más cómoda en un régimen autoritario. Es directa, ella es de las que llega a los pueblos jóvenes y les dice a las mujeres, así, de frente: son unas babosas..."
    Finalmente, la doctora Lourdes Flores Nano sostiene que Alberto Fujimori ha sabido captar mujeres tecnócratas, de apoyo y de liderazgo. "Lo grave es que ninguna de ellas va a oxigenar al régimen".

    Especialistas, Ana María Yáñez y Luis Herrera.

    MIRADA ANALITICA

    "Me sentiría más cómodo -afirma el psicoanalista Luis Herrera- si en el gobierno las mujeres pudieran utilizar no sólo la autoridad prepotente, que yo no la asocio a la masculinidad para nada, sino la creatividad, que sí la asocio a la feminidad". "El autoritarismo es casi una negación de la creatividad", insiste.
    De acuerdo al especialista, la creatividad (en política) se puede sentir cuando hay un manejo más suave de los temas, más dialogante y cuando se contesta de acuerdo a lo que se escucha pero sin perder la posibilidad de hacer planteamientos firmes.
    "No sé si es necesario que las mujeres sean duras y drásticas para acceder al régimen de Fujimori pero da la impresión que éstos deben ser los requisitos. En ese caso, Fujimori se convierte en un ideal casi personal y ellas se ajustan a ese modelo".
    El doctor Herrera manifiesta que en determinadas oportunidades el autoritarismo exagerado lleva a hacer declaraciones que lindan con lo aberrante. Ejemplo: "Que Martha Chávez diga que Leonor La Rosa se autotorturó o que legitime la muerte afirmando que los policías debieron disparar y matar a los manifestantes apelando a un artículo de alguna ley". "Ahí yo creo que hay una distorsión -asegura- es decir, al margen de que sean mujeres lo que está primando es una característica de autoritarismo que que no tiene que ver con el hecho de ser mujeres". Entonces, esto ya no es cuestion de género, sino de febles convicciones democráticas.

     

     

     

    CASA DE CITAS

    "Hemos encontrado en Fujimori a un líder que definitivamente dirige el rumbo del país".
    Carmen Lozada de Gamboa
    Expreso, 15 de marzo del 2000.

    "Fujimori es el presidente más honesto que ha tenido el Perú".
    María Luisa Cuculiza
    Gestión, 8 de setiembre de 1999.

    "No puedo cerrar ninguna posibilidad a la eventual reelección del presidente Fujimori en el 2005".
    Martha Chávez
    El Comercio, 5 de enero del 2000.

     

     

     


  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal