Edición Nº 1767


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    10 de abril de 2003

    Tacna: Ciudad Islam

    Mezquita Bab-Ul-Islam (La puerta del Islam), en la calle Tauro B-3, Tacna. Los hombres impiden que las mujeres sean fotografiadas. Der.Fareed Siddiqui: "Lo que más le duele a un musulmán es el sufrimiento de otro musulman".

    EL viernes pasado, un día más del año 1423 del calendario lunar musulmán, en la mezquita Bab-Ul-Islam (La puerta del Islam) del departamento de Tacna, Perú, unas cien personas de distintos países árabes se reunieron para orar. "¡La doctrina islámica no se enemista con nadie por sus creencias!" -dijo el sacerdote ante un público con pies respetuosamente descalzos y recién lavados-. "Por el contrario, ordena a sus seguidores a respetar y a tratar con justicia a los otros, mientras éstos no tomen una posición en contra del Islam". El imán Omar Teherán, de 20 años, presidía la oración en reemplazo de Mahmoud Ali Teherán, su padre y sacerdote principal. "Alá prohíbe que seáis amigos de los que han combatido contra vosotros por causa de la religión y os han expulsado de vuestros hogares". El joven sacerdote puso como ejemplo las hazañas guerreras del profeta Mahoma y habló sobre la actual guerra angloamericana contra Irak. Una guerra que en el Perú la comunidad mususlmana, estimada en 935 millones de personas en todo el mundo, siente de una manera más próxima y con especial dolor.

    Las palabras del joven sacerdote, en el contexto bélico, suenan amenazantes e incendiarias para cualquier oído cristiano. No así para los feligreses del Islam, una religión que dice que "la injusticia triunfaría sobre el mundo si no existiesen hombres buenos dispuestos a arriesgar su vida por una causa justa".

    En todo caso, las mezquitas son lugares donde los musulmanes suelen hablar sobre la vida y la muerte. Quizás las más importante en Bagdad sea la Kazimayn, la de bóvedas doradas que aparece en los noticieros. Pero sin duda las más politizadas son las construidas por Saddam Husseín como la mezquita "Madre de todas las batallas". Fue allí donde, antes de empezada la guerra, un imán se refirió a Bush en los siguientes términos: "¿Quién eres tú, pequeño enano, que osas amenazar al profeta Mahoma y a los hijos de Mahoma?". Sin embargo, la última del líder iraquí es la mezquita "Saddam Husseín", que tiene cuatro torres en forma de misiles `Scud'.

     
    Los 300 islámicos de Tacna, como Amjad Majeed (izq), rezan a favor de los iraquíes, sus hermanos de fe, y en contra de Bush, encarnación del impío invasor.

    Tacna es, después de Lima, la ciudad peruana con mayor población islámica: unas 300 personas; 150 paquistaníes, 100 peruanos (la mayoría mujeres) y el resto musulmanes de India y algunos países árabes, aparte de varios chilenos, colombianos, etc. Estas personas llegan a trabajar al Perú en la venta de autos usados e importados del Japón. Por ejemplo Amir Shakil, de 24 años, de quien sus paisanos hiperconservadores se burlan porque tiene una novia con un hijo de 11 años y, obviamente, ya no es virgen. Amir dice que estaría dispuesto a defender su religión de los invasores estadounidenses incluso con la vida. "Para nosotros la guerra santa es más significativa que la Navidad. En las actuales condiciones amarrarse una bomba y tirarse debajo de un tanque, es morir por la religión y eso significaría ir al paraíso". Muchos pensarían que hay que ser muy valiente o estar loco para hacer eso -le reprochamos. "Los islámicos consideramos la religión como algo decisivo en nuestras vidas. Por eso, cuando la religión está en peligro, no sentimos el miedo cristiano y, por el contrario, actuamos pensando que esta vida es limitada; pero la otra, ésa es para siempre".

    Otro joven musulmán dedicado a la venta de vehículos usados en Tacna es Ghulam Mahyuddin, de 23 años. Se siente orgulloso de ser paquistaní por razones bélicas. "Sólo siete países poseen bombas atómicas para defenderse: los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, India y Pakistán. En 1998 Pakistán probó una bomba en el subsuelo de un gran cerro. Tras la explosión, el cerro cambió de color: quedó totalmente blanco". Otros jóvenes musulmanes, jóvenes al fin, no tienen comentarios sobre la guerra pero sí preguntas conservadoras sobre las jóvenes tacneñas: "¿Todavía hay chicas vírgenes en esta ciudad?". (Gastón Agurto).

     
    Peruanas convertidas al Islam. Abajo: Comerciantes paquistaníes Muhammad Saleem, Amjad Majeed y Saif Dar: "Alá, y no Bush, es el único que debe regir sobre la Tierra".. al lado; Entre las mezquitas históricas de Bagdad están la mezquita Kazimayn, la del Califa, la del Ramadam, la de Ibn Bunnieh y la de Um Attuboul. La mezquita Saddam Husseín (en la foto) estaba siendo construida sin escatimar lujos hasta que llegó la guerra. Ahora su futuro es incierto. La coalición acusa a Hussein de esconder tropas y armar las mezquitas.

     

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal