martes 29 de julio de 2014
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1995

27/Set/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Suplementos
Acceso libre ConstrucciónVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2344
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

Bicromática composición de los arquitectos José García y Fiorella Milla-León en este departamento en San Isidro.

Habitación en Blanco y Negro

4 imágenes disponibles FOTOS 

1995-B&N-01-c

El mueble seccional de la sala ayuda a delimitar ésta. A su vez orienta la mirada hacia el exterior donde está ubicada la terraza. En el comedor el acento está puesto en el cuadro de colores berenjena y verde limón.

EL ying y el yang, el día y la noche, el blanco y el negro están presentes en este diseño de los arquitectos José García y Fiorella Milla-León en San Isidro. La sala está compuesta por un gran mueble seccional de color blanco que tiene una doble función: por un lado, ser una pieza que ayude a mantener independencia del comedor y, por otro, dirigir la mirada hacia la terraza, convirtiéndose así en punto focal de la composición. La mesa de centro es a su vez espejo y se convierte en una pieza escultórica que otorga amplitud al espacio y se complementa con la siempre favorita lámpara Arco. Las texturas en terciopelo del seccional, los algodones tejidos para los cojines y las pieles en los tapices son elementos recurrentes en este diseño, que contribuyen a la sensación de confort y elegancia del departamento.

Al igual que en la sala, en el comedor la alfombra de piel de vaca en color negro se elaboró a través de la técnica del patchwork, que consiste en armar el tapiz en pedacitos hasta crear una gran cuadrícula. La mesa, por su parte, es de estructura en acero brillante y de acabado a poro abierto en color blanco, mientras que el resto de la madera mantiene la tonalidad oscura, y para no perder de vista la alfombra el tablero se pensó en cristal.

En la terraza se mantiene el mismo concepto, pero esta vez las estrellas son las cortinas de lino blanco que cuelgan libremente generando un espacio etéreo. En el dormitorio principal resalta la cama blanca de tableros negros volados, de estilo muy japonés, y la cortina de gamuza en tono oscuro que se desliza por tubos de acero.


Búsqueda | Mensaje | Revista