miércoles 22 de octubre de 2014
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2161

23/Dic/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Mar de FondoVER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre TelevisiónVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2356
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

El hermano de Sofía, tan seguro como sobre la tabla, se sube a la ola de preguntas.

A Quemarropa: Matías Mulanovich

2161-QUEMARROPA-01

El surfista tiene 24 años, le gusta la música de Sabina y practica yoga.

SURFISTA. Es quien se deja llevar por la intuición y la pasión cuando está sobre las olas, y es feliz al ver que la naturaleza lo rodea. No nos equivoquemos al pensar que surfista es aquel que habla relajado, usa la gorrita para atrás y se cree el más cool del grupo. INICIOS. Empecé a los tres años corriendo morey, y era casi como un juego. A los cinco mi padre, Herbert, me puso sobre una tabla y me metió al mar de Máncora. Y a los siete me regalaron mi primera tabla, una Milton Whilar 4’10 con bordes de colores rastas. Yo me sentía todo un profesional. PELIGROS EN EL MAR. Más que las olas grandes, las chicas lindísimas. Cruzarse con mujeres dentro del mar siempre representa una distracción peligrosa, jajaja. LOGRO. Llegar a tener un piano. Es uno vertical que me regaló hace poco mi abuela. He visto los de CARETAS y me gustaría tocar algo en ellos, pero recién voy en mi segundo año de clases y no soy un maestro. COMIDA FAVORITA. Sushi. Me encanta en todas sus versiones. Los mejores son los que preparan en el restaurante Osaka. FRASE. ‘¡No me hinches las pelotas!’. La digo cuando alguien interrumpe mi tranquilidad sin razón alguna. INDIGNANTE. Que la gente fume, ¡¿no saben que es dañino?! Y aún más, que lo hagan en lugares públicos. ¿No existe una ley contra eso? ORGULLO. De la música y la comida peruana. De mi hermana mayor, Sofía. Y de nuestras olas, que son constantes y te permiten correr todos los días, no como en otros países donde a veces no revientan en meses. MIEDO. Últimamente a viajar en aviones. Creo que con esto del cambio climático, el vuelo puede verse afectado por tormentas impredecibles. Sin embargo, para superar este miedo, hace poco me tiré de un avión en paracaídas en San Diego, California. VICIO. El helado sandwich de D’onofrio, sabor chocolate. Todos los días tengo que comerme al menos uno. ¡Son de esos helados buenazos! EXTRAVAGANCIA. Comprar un montón de libros, cada vez que entro a una librería, sin saber si algún día los leeré. Los compro por simple necesidad de comprar. Los que sí leo siempre son los de Alfredo Bryce Echenique, mi escritor favorito. PERSONALIDAD. Nunca podría responder cómo soy, pero sí puedo decir cómo no soy. No soy tacaño, no soy serio (aunque muchas veces la gente diga que tengo la cara), no soy egocéntrico, y no soy paciente (aunque el mar me está enseñando a serlo). PROYECTOS. No me gusta pensar en un futuro que no existe, yo vivo el día a día. Por ahora paso mis días habilitando mi departamento en Lima y corriendo tabla.

Búsqueda | Mensaje | Revista

 

per.promociones.160x600.8.gif