jueves 24 de julio de 2014
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2161

23/Dic/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre TelevisiónVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2344
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

Secretos para disfrutar de la cena navideña sin engordar o enfermar.

Lo que no mata, Engorda

2 imágenes disponibles FOTOS 

2161-SALUD-01-c

Solo una porción de pavo relleno, ese clásico navideño, aporta la mitad de calorías permitidas al día.

Lío de diciembre. Por un lado, las mujeres ya iniciaron su rutina de ejercicios en el gimnasio con la meta de llegar flacas al verano. Y por otro, hace varias semanas el espíritu navideño empezó a tentar a las papilas gustativas con el pavo relleno, las roscas dulces, el panetón y el chocolate, ¡cientos de calorías extras! La cosa es seria y llega a su clímax el día de la cena navideña. Según un informe del Ministerio de Salud, una persona puede llegar a consumir el doble de calorías que en un día normal. Estamos hablando de aproximadamente, ¡4000 kcal! Se sube cerca de un kilo, y además es muy probable que se termine en una clínica víctima de un empacho, intoxicada o con alergias. ¿Qué hacer para pasar estas fiestas sin sacrificar esa figura que ya comienza a moldearse, y cuidar la salud sin sacrificar al paladar?

Primero, entender que la cena navideña, que permite juntar pavo, panetón, champagne y frutas secas en una misma mesa, solo tiene lugar el 24 de diciembre, y que esos agasajos previos o posteriores deben, ¡anularse!, o limitarse a los justos y necesarios. Además, “se recomienda que antes de cada evento hay que ‘picar’ una fruta o tomar un vaso de yogur (que tienen pocas calorías), para sentirse algo satisfecha y luego no arrasar con todo lo que se nos ponga delante”, dice la nutricionista Daniela Martinelli, de la empresa de alimentación saludable por delivery GetUp!

Segundo, hay que aplicar la filosofía “más como, más quemo”, que quiere decir que todo lo que se consume en el día se debe quemar en la faja eléctrica en la noche. Como dice Paris Hilton, “dejar de comer durante las fiestas es imposible, pero dejar de sudar no”. La Navidad no tiene que terminar con un rosario de remordimientos. (Estefanny Jackson)

Cena 'anti empacho'

TIPS de la nutricionista Daniela Martinelli, de la empresa de alimentación saludable por delivery GetUp!

Consumir trozos de papaya y piña quince minutos antes de la cena, porque potencian la digestión y son diuréticos. Preparar la salsa del pavo (la carne blanca es menos grasosa que la oscura) con poco aceite y azúcar, y añadirle hierbas aromáticas porque son digestivas. Preparar el chocolate caliente con leche light y utilizar un chocolate donde más del 70-75% sea pasta de cacao. Cambiar el champagne por el vino, lo ideal son dos copas, y de ser más, intercalarlas con copas de agua.


Búsqueda | Mensaje | Revista