sábado 1 de noviembre de 2014
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2192

04/Ago/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre LibroVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Acceso libre CineVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre EspectáculosVER
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre Buenas PrácticasVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2358
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

Entrevistas Presidente del Ecuador ratifica óptima relación con el Perú, y pésima relación con la prensa independiente de su país.

Correa Fija los Límites

3 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2192-ecuador-1-c

Presidente Rafael Correa sobrevivió a un intento de golpe el 30 de septiembre del 2010. El episodio marcó un punto de quiebre con la prensa independiente ecuatoriana.

El presidente de Ecuador Rafael Correa, 48, es un individuo alto, de espaldas anchas y firme apretón de manos.

Electo en el 2007 y reelecto en el 2009, Correa conduce la llamada Revolución Ciudadana no precisamente con guantes de seda. Su enfrentamiento con la prensa de su país fue exacerbado en las últimas semanas por una sentencia judicial a su favor que dictaminó un monto indemnizatorio al diario El Universo de Guayaquil por la bicoca de US$ 40 millones y tres años de prisión al autor de la columna “NO a las mentiras” de Emilio Palacio.

El 30 de septiembre del 2010, una revuelta policial por poco derroca a su gobierno y, según Correa, acaba con su vida. El traumático episodio sigue siendo materia de encendido debate. Inevitablemente la entrevista exclusiva que concedió Correa a CARETAS el jueves 28, a las 8:30 am en el cuarto piso del Hotel Westin arrancó con el tema de la prensa.

–Las organizaciones de prensa internacionales unánimemente han condenado la sentencia contra al diario El Universo.
–Cómo no, si por primera vez se enjuicia a un medio de comunicación, y lo inédito es que no se enjuicia únicamente al periodista sino al diario, y a sus propietarios, para cuestión indemnizatoria, bajo la figura de actores coadyuvantes: los que permiten un delito. Presenté (a la Corte) 150 editoriales injuriosos. Se les pidió que corrijan, y nada.

–¿Qué es lo que le parece tan agraviante del artículo “NO a las Mentiras?
–El de 30 de septiembre casi me matan, murieron 5 ecuatorianos, centenas fueron heridos, mi familia fue amenazada, francotiradores apostados en las terrazas dispararon contra la gente, para que este tipo diga que soy yo el asesino y he cometido crimen de lesa humanidad. Se les advirtió: no jueguen con el 30 de septiembre, no vamos a permitirlo.

–¿El intento de asesinato marca un corte en su mandato y en la relación con la oposición?
–Evidentemente ese 30 de septiembre fue el día más duro de nuestro gobierno y el país cambió irreversiblemente.

–¿Y cambió también su actitud con respecto sus críticos?
–¿Y por qué?

–En el sentido que sus críticos deben tener más cuidado en la forma como se le critica a usted.
–Hay que ser prudentes sin llegar a ser cobardes. El momento que pese al inmenso apoyo popular a las inmensas transformaciones, yo retroceda por expresiones de fuerza como el 30 de septiembre estaría traicionando a mis mandantes, a mi pueblo.

–Usted ha calificado a la prensa que actúa como “un grupo de bestias salvajes”.
–Eso no lo dije yo, lo dijo Tony Blair, Primer Ministro de Inglaterra y así lo expresé. Que declaren a Blair enemigo de la libertad de expresión, pues.

–También ha dicho que son “mafias informativas”.
–Sí, ahí hay mafias terribles. En Ecuador la costumbre de los emporios económicos era poner un periódico o un canal de televisión. ¿Para informar? No, para defender el emporio económico. Cuando empezamos el gobierno había en Ecuador siete canales de televisión, y cinco pertenecían a banqueros. Un conflicto de intereses gravísimo.

–¿Qué es lo que considera tan difamatorio del texto de El Universo?
–El presidente Correa lee el artículo. “El Dictador debería recordar, por último, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizá enemigo suyo, podría llevarlo a una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”. Esto no es opinión, es una injuria.

–Pero usted en efecto estaba secuestrado en el hospital y fue rescatado por un operativo militar en el que corrió bala.
–Yo ingresé al hospital policial casi desmayado, luego que me arrojaron bombas lacrimógenas y gas pimienta en la cara en el principal regimiento policial en Quito. Yo había sido operado de la rodilla días antes, tenía 25 puntos. Cuando llegamos nos dimos cuenta que era una celada política. Me atienden en el tercer piso. Pretendieron ingresar, al punto que en determinado momento pido una pistola para defenderme.

–¿Y el tiroteo se registra en qué momento?
–El Ejército viene a rescatarme. Por la radio escuchan que los malos policías dicen “maten a ese individuo”, “mándenlo al Nono”, un sector de Quito donde siempre se encuentran cadáveres. Cuando intervienen las FFAA, primero con armas no letales, los reciben a balazos. Caen dos militares muertos. Entonces tuvieron que entrar para rescatar al Presidente.

–Como todo evento violento y confuso hay diversas versiones.
–No tiene nada de confuso. Lo quiere confundir la prensa. Ahora resulta que nosotros somos los agresores.

–¿La prensa o el señor Palacio?
–Cierta prensa solo interesada en hacer oposición a mi gobierno.

PERÚ, LA HAYA Y LOS LÍMITES MARÍTIMOS


–¿Cómo evalúa las relaciones bilaterales con el Perú?
–Extraordinarias.

–¿Y los límites marítimos?
–Logramos superar un problema delicadísimo porque si no se establecían claramente los límites marítimos nos hubiéramos visto precisados a participar en el proceso de La Haya porque el Tratado que se disputa es tripartito.

–¿Cuál tratado?
–Los acuerdos de 1952 y 1954 no solo son entre el Perú y Chile sino que incluyen a Ecuador. La decisión de La Haya hubiera sido vinculante e involucraba gravemente a Ecuador. Gracias a Dios el Perú, y yo tengo que reconocer el esfuerzo del gobierno del presidente Alan García y su gobierno, ratificó en todas sus partes la Carta Náutica que Ecuador presentó ante las Naciones Unidas. Con eso se establecen indiscutible e irreversiblemente los límites marítimos y en consecuencia no tenemos que participar del proceso de La Haya.

–¿Cuáles son los puntos centrales de la relación bilateral con el nuevo gobierno de Ollanta Humala?
–Los mismos que con Alan García: continuación y profundización. Hemos avanzado muchísimo, pero falta muchísimo camino por andar.

–¿Dónde deberían concentrarse los esfuerzos?
–Nuestra frontera común estuvo postergada por décadas, entre otras cosas debido a la doctrina de seguridad nacional que no había que hacer carreteras para que no pasen los tanques. Ahora tenemos cinco ejes viales que se están desarrollando.

–El presidente Humala da mucho énfasis a la lucha contra la pobreza.
–La complementariedad no sólo en la frontera sino a nivel diplomático. Es un ejemplo mundial, que dos países que tenían un grave conflicto ahora tienen reuniones bilaterales de gabinete, representaciones diplomáticas conjuntas a nivel de embajadas y consulados en el exterior para ahorrar recursos. Los hospitales a ambos lados de la frontera atienden a los ciudadanos del otro país sin distinción.

–Resulta fascinante que la paz entre el Perú y Ecuador se haya consolidado en tan breve tiempo luego de décadas de encono.
–Ese fue un problema un tanto postizo, respetando mucho a los caídos, porque somos pueblos que tenemos todo en común.

–El conflicto con el Perú fue utilizado como un fetiche político…
–Por eso, fue impuesto, manipulado políticamente. El gobierno que quería ganar un poco de popularidad creaba un conflicto en la frontera.

–¿Y cómo interpreta el cambio de actitud?
–La fuerza de la historia, de nuestros pueblos y, debemos reconocerlo, la voluntad política de los gobiernos de ese momento, gobiernos denostados con justa razón, Jamil Mahuad y Alberto Fujimori, pero que firmaron la paz.

–En el proceso de paz el diario Hoy, y en particular su director Benjamín Ortíz, jugó un rol fundamental.
–Eso también es parte del proceso de nuestros pueblos, y de cierta prensa, cuando representa los intereses populares.

–¿Intereses populares? Interesante que atribuya a la prensa una responsabilidad propia de los políticos.
–Cuando representa la opinión pública. Lamentablemente, en forma frecuente la opinión pública no es la opinión publicada. Si fuera por la opinión publicada, yo no saco dos votos en Ecuador.

LA REELECIÓN


–¿Cuándo acaba su mandato?
–En mayo del 2013.

–¿Hay reelección en Ecuador?
–Sí una vez.

–¿Va a postular de nuevo?
–Todavía no lo hemos decidido, habrá que ver cómo continúan las cosas.

–¿La reelección es con la nueva Constitución?
–Sí, antes no había reelección.

–Otra vez la vieja discusión: una Constitución que establece la reelección y aquel que la promulga se acoge a ella.
–Cualquier autoridad en Ecuador podía reelegirse indefinidamente excepto el Presidente de la República. Era inconsistente. Ahora toda elección popular tiene tan solo una reelección. Solo una, a diferencia del Perú, donde no hay reelección inmediata, pero pasando un periodo puede reelegirse 30 veces. Allá es una sola, inmediata o mediata. (Marco Zileri)

Búsqueda | Mensaje | Revista