miércoles 2 de septiembre de 2015
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2291

11/Jul/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Alfredo Barnechea
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2400
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

Policiales En una declaración sospechosamente inaudita, el hampón Carlos Timaná acusa ante la Policía al congresista Kenji Fujimori de estar vinculado al crimen del fotógrafo Luis Choy. Desde la prisión ofrece como prueba un USB –aún no habido– que supuestamente le perteneció a Choy. Fujimori responde.

El Tinglado de Timaná

6 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2291-timana-1-c

Entre timo y timba, Timaná parece apostar a la confusión como estrategia criminal. Tiene dos procesos abiertos por robo agravado.

El viernes 5, a las 2 de la tarde, un equipo de la División de Homicidios llegó al penal de Piedras Gordas en Ancón para interrogar a Carlos Timaná Copara, el sobreviviente de la espectacular fuga del penal de Lurigancho, el 12 de junio (CARETAS 2288).

Pocas horas después de su sangrienta recaptura, el 16 de junio, en Comas, Timaná hizo una declaración explosiva en la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri).

El hampón dijo a los policías que un “político involucrado en narcotráfico” está vinculado con el asesinato del fotógrafo de El Comercio, Luis Choy, el pasado 23 de febrero.

No dio más detalles hasta que fue interrogado en prisión, la semana pasada.

Timaná recibió a los policías de Homicidios en su celda de castigo en “El Hueco”, donde fue recluido por haber planificado la fuga de Lurigancho.

Los efectivos fueron directo al grano: ¿Quién es el presunto político involucrado en el crimen del fotógrafo Choy?, preguntaron.

Timaná lanzó una respuesta inaudita:

–“Es el congresista Kenji Fujimori”.

El exdestructor aseguró que esa versión la escuchó de boca de Lindomar Hernández, ‘Puerto Rico’, asesino confeso de Choy, y abatido a tiros durante la operación de recaptura en Comas.

Timaná y ‘Puerto Rico’ compartieron celda en Piedras Gordas.

2291-timana-7-c
De acuerdo a Timaná, ‘Puerto Rico’ le dijo que Choy realizaba un seguimiento a Fujimori como parte de una investigación periodística para sacar a la luz sus presuntos nexos con el narcotráfico.

El diario El Comercio desmintió categóricamente que se le encargara esa misión.

El pasado 11 de marzo, la Dirandro decomisó una carga de 100 kilos de cocaína en un almacén de la empresa Logística Integral Marítima SAC (Limasa) –de la que el congresista es socio con el 21% de acciones– lista para ser enviada por mar a México.

José Begazo Bedoya, socio de Fujimori, fue comprendido en la investigación del Ministerio Público, pero no así –al menos hasta ahora– el congresista Fujimori.

Además, El Comercio no destapó este caso. Lo hizo el diario La República.

De todas formas, Timaná alegó a la Policía, siempre según la versión del asesinado ‘Puerto Rico’, que “Choy tenía fotos comprometedoras de Fujimori y sus socios”.

Según Timaná, cuando ‘Puerto Rico’ mató al fotógrafo de El Comercio de dos balazos en la puerta de su edificio, en Pueblo Libre, le quitó un USB en el que supuestamente se encontraban las imágenes espinosas.

El sicario no le arrebató a su víctima ni la laptop que tenía en su departamento ni su billetera con S/ 2,000 en efectivo.

Lo aniquiló y se marchó raudo.

HABLA KENJI

CARETAS ubicó a Timaná en un teléfono celular que éste tiene en prisión, el sábado 6.

Alegó que tenía el USB y documentos para respaldar su versión. Mencionó que estaba dispuesto a entregarlos a la Policía

Evitó entrar en detalles sobre Fujimori y lanzó una advertencia: “Esto puede traerse abajo un partido político”. El breve diálogo fue grabado en audio.

La palabra de un delincuente como Timaná carece de valor si no está acompañada de elementos probatorios, pero –dado que el crimen sigue abierto– la División de Homicidios interrogará a Fujimori.

Para el hijo menor del expresidente Fujimori, todo es un invento.

“A mí todo esto me parece descabellado y hasta risa me ha causado. No sé de dónde inventa tantas mentiras”, declaró a CARETAS, el lunes 8.

Negó, por supuesto, conocer a Choy, a ‘Puerto Rico’ y a Timaná.

“Estando en política puedo suponer que (a Timaná) lo están presionado desde arriba para que me difame”, sostuvo.

Nicanor Quispe Zambrano, padre político de Luis Choy, también alegó desconocimiento absoluto sobre la versión de Timaná.

El perfil psicológico realizado a Timaná por Criminalística lo describe como un sujeto “cínico, manipulador y calculador”.

Apenas fue recapturado acusó al capitán PNP Gabriel Fuertes de haber financiado su fuga en venganza porque éste metió presa a su mujer, el 27 de abril del 2012.

Ahora, Timaná podría estar desviando la atención del o los verdaderos autores intelectuales del crimen, alega la Policía.

Como también buscando pescar en río revuelto y obtener así algún beneficio que le permita reducir la condena que le puedan imponer en los dos procesos que aún tiene abiertos por robo agravado.

Lo concreto es que el crimen de Choy permanece en las sombras.

En cinco meses de trabajo, la Policía barajó las hipótesis del crimen pasional o el ajuste de cuentas por un negocio de compra-venta de vehículos.

Pero no halló nada determinante.

Lo que sí se logró establecer es que en el crimen de Choy intervinieron, hasta ahora, tres delincuentes: ‘Puerto Rico’, Edgar Lucano y Carlos Aldabe Ugarte, ‘Fortachón’.

Los dos primeros están muertos y el último prófugo.

‘Fortachón’ contrató a Lucano y éste a ‘Puerto Rico’. Los dos últimos cobraron S/. 20,000 por el trabajo, según la Policía.

Algo debe saber el taimado Timaná, pero la verdadera pieza clave para desentrañar el crimen es el hasta hoy inubicable ‘Fortachón’. (Álvaro Arce)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista