jueves 27 de noviembre de 2014
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2307

31/Oct/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre PérdidasVER
Acceso libre TurismoVER
Acceso libre AniversarioVER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre TeatroVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Disco Duro
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Alfredo Barnechea
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2362
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

Deportes Detrás de las metas más grandes están los sueños de miles y los logros de unos cuantos que lideran la nueva avanzada del deporte peruano.

El Futuro Llegó

Ariana Orrego

Con quince años, Ariana entrenará siete horas al día, irá al colegio por Internet y vivirá alejada de su familia. El precio olímpico.

Ariana Orrego

(15 Años)
Perú podría tener su primera gimnasta olímpica en Río 2016.

Tiene el ropero lleno de mallas y más de 150 medallas ganadas en competencia. La mejor gimnasta juvenil del Perú entrena cuatro horas al día y sacrifica buena parte de su vida social por un logro más grande: llegar a los Juegos Olímpicos. En el camino, imitar poses de sus gimnastas favoritas se ha convertido en uno de sus juegos favoritos en la Federación, ver gimnasia en YouTube, uno de sus pasatiempos y, cuando alcanzan las horas libres, intenta seguir Al Fondo Hay Sitio. Eso sí, en diferido. De 5 a 9 p.m. es hora de entrenar.

Detrás de su estructura corporal menuda hay una atleta “obsesiva y detallista”, cuenta su entrenador Walter Saavedra. Con perseverancia, no hay elemento que se le niegue ni nervios que la tumben en la viga, su aparato favorito.

Nacida en 1998, el próximo año accederá a sus primeras competencias de mayores y, con los puntajes que maneja en la actualidad –es bronce sudamericano juvenil–, probablemente al mundial. Para alcanzar el objetivo olímpico, su sueño cambiará de guía.

Ariana viajó el 21 a Virginia (EE.UU.) a entrenar en ‘Excalibur’, el gimnasio donde se formó la campeona olímpica Gabby Douglas. El régimen se hará más radical: asistirá al colegio por Internet, entrenará siete horas al día y estará lejos de su familia. No lo suficiente como para hacerla dudar. “Cuando tienes miedo, tienes que seguir”, asegura.

Mauricio Fiol (19 Años)


“El apoyo llega con los logros, y no antes”.

Mauricio Fiol

Fiol, deportista ADO, auspiciado por Sporade, Herbalife y su mamá, persigue la meta de ser profesional

Voy a ser campeón mundial”, aseguraba Mauricio Fiol hace 10 meses. Este año, en el mundial de Barcelona, el especialista en 100 y 200 metros mariposa no se acercó a los objetivos, aunque batió su propio récord nacional en 50 m mariposa. Pero tampoco hay apuro. Solo más trabajo.

Un poco más pequeño que el nadador promedio (1.77 m), Mauricio empieza a las 5.30 a.m. la intensa rutina de repeticiones diarias que lo hagan más veloz en el agua de lo que ya es. La primera sesión de entrenamientos culmina a las 9; la segunda va de 4:30 a 8 p.m. “Desde los seis años, en mi primera competencia, me comenzó a gustar eso de ir mejorando”, cuenta. Esa búsqueda ya lo llevó a Londres 2012, a ganar el bronce en una competencia de Copa del Mundo –en los 1,500 m, la maratón de la piscina–, a Barcelona y a la última meta del año: los Juegos Bolivarianos.

Nicolás Pacheco (19 Años)


Oro y plata mundial de un tiro.

Nicolás Pacheco

El mundial de Lima fue la primera prueba internacional de Pacheco en fosa olímpica.

Tres de las cuatro medallas de Perú en los Juegos Olímpicos provienen del tiro en sus distintas modalidades: Edwin Vásquez (oro, pistola libre, 1948), Francisco Boza (plata, fosa, 1984) y Juan Giha (plata, skeet, 1992). Un récord como para creer que, aún sin una enorme masificación, hay talento suficiente como para darle a la diana o al platillo.

Nicolás Pacheco es el último heredero de esa historia que comenzó después de la Guerra del Pacífico, cuando la poca precisión de nuestros artilleros hizo que el Estado promoviera el uso civil de armas. Olímpico en Londres, Pacheco consiguió en septiembre pasado el mundial juvenil de tiro en la modalidad de fosa olímpica, y la medalla de plata en skeet. Próximo blanco: el oro bolivariano.

Ángela Leyva (16 Años)


Capitana de la nueva generación de voleibolistas, empoderada por Natalia Málaga.

Ángela Leyva

Sus mates cruzados contra el bloque rival fueron notable en mundial Tailandia.

Después de 1988 y el retiro de la generación que ganó la medalla de plata olímpica, pasó un cuarto de siglo hasta que el Perú volvió a encontrar un equipo de vóley capaz de pelearla a nivel mundial. Aquel sexteto de Seúl fue producto de un largo proceso que empezó a dar frutos a inicios de los años 80, con un subcampeonato mundial juvenil, y que pasó por una correcta transición a mayores.

El equipo de menores que logró el cuarto lugar en Tailandia podría seguir el mismo camino, después de varios años y con mucha paciencia. En un plantel que se hará fuerte y sufrirá más de un cambio, Ángela Leyva se perfila como el ancla.

Con 135 mates y un total de 157 puntos, Leyva fue elegida la mejor atacante del mundial juvenil. Además, logró traducir en la cancha el ímpetu de Natalia Málaga en la banca.

Acostumbrada a entrenar y trabajar con las mayores, la capitana probablemente esté entre las 5 juveniles que Málaga planea incluir en la lista de los Bolivarianos.

Gladys Tejeda (26 Años)


Sin mundial pero con su primer título de maratón, ahora va por los Bolivarianos.

Gladys Tejeda

No habrá maratón en los próximos Bolivarianos, así que Tejeda piensa competir en los 5 mil o 10 mil metros.

Moscú estaba en el plan del 2013 y la competencia no fue tan fuerte, más bien tuvo tiempos bien altos”, cuenta Gladys del mundial de atletismo que no llegó a correr. Dos semanas antes de viajar a Rusia, un inoportuno sangrado en las fosas nasales la mantuvo entrenando al 40%, y prefirió no ir “de paseo”. “Si voy, tengo que bajar los 2:30”, se dijo, y en esas condiciones era imposible. La recompensa llegaría poco después.

El 25 de agosto, Gladys ganó su primera maratón en México D.F. por delante de atletas etíopes y keniatas. Para alcanzar el tiempo de 2:25 que le proyecta su entrenador –su marca es 2:32:32– ha prometido todo su esfuerzo, pero pide más apoyo médico y planificación en la adaptación a los climas y las alturas. Como no habrá maratón en los Bolivarianos, planea competir en los 5 mil o 10 mil metros –aún por definir–, antes de planear su temporada 2014. Y, después, seguir corriendo.

Cristian Benavente (19 Años)


Un ‘extranjero’ vestido de rojo y blanco.

Cristian Benavente

Después de su debut con la selección mayor en Buenos Aires, Benavente ya no podrá jugar por la selección española.

La última figura juvenil del fútbol peruano es una importación desde la tierra de los campeones mundiales. Hijo de madre peruana y nacido en Alcalá de Henares (España), Benavente lideró a la selección sub-20 en el último sudamericano de la categoría. O, si queremos decirlo de otra manera, a la pequeña camada de jugadores que reemplazará a Pizarro, Guerrero y Farfán en los próximos años.

Criado en La Fábrica –la cantera del Real Madrid–, es un buen proyecto de centrocampista , un buen asistidor con la intensidad que le da el entrenamiento en el extranjero. Y, aunque buena parte de la prensa ya lo trate como astro del fútbol, todavía no tiene suficiente ritmo en el Castilla –la filial del Real–, y está lejos de poder cargar por sí solo las ilusiones mundialistas de los peruanos.

Entre sus episodios favoritos como hincha, no figura un tricampeonato crema ni una copa aliancista, sino la novena Champions de su equipo (2002), y su obsesión no es la Libertadores, sino la décima. Detalle que habla de lo lejos que está del Perú, su torneo informal y sus bajas expectativas a nivel continental. Quizá es mejor así. Que ni lo llamen en Cristal.

Búsqueda | Mensaje | Revista