miércoles 23 de julio de 2014
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2015

21/Feb/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Sólo para usuarios suscritos Economía
Acceso libre InternetVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2343
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

Narcotráfico Caso Sánchez Paredes: Parlamentario aprista se apresura en denunciar campaña que pretende vincularlo a los Sánchez Paredes. Pero graves indicios lo ponen en aprietos.

La Conexión en el Congreso (VIDEO)

4 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2015-sanchez-1-c.jpg

Elías Rodríguez durante su juramentación en el 2006. Culpa al ministro Luis Alva Castro de campaña en su contra.

Un peculiar incidente ocurrió al promediar la una de la tarde del martes último en el hall de los Pasos Perdidos del Congreso. El ministro de Educación, José Chang, informaba a la prensa sobre la afrenta de las regiones por la norma del tercio superior, cuando –de pronto– hizo su aparición el congresista liberteño Elías Rodríguez Zavaleta (APRA) y pidió la palabra.

Chang pasó a retirarse seguido de la mayoría de periodistas. Pocos se quedaron para escuchar a Rodríguez, quien lucía visiblemente alterado. ¿Algún anuncio importante? Una denuncia, en realidad. Rodríguez dijo que “sujetos inescrupulosos” lo trataban de vincular falsamente a la familia Sánchez Paredes, investigada por presunto lavado de dinero del narcotráfico, y mostró un documento para sustentar sus palabras.

Se trata, aseguró Rodríguez, “de la copia fotostática de un supuesto documento firmado aparentemente por Fidel Sánchez Alayo que dirige a un tal señor Segundo Manuel Sánchez Paredes (su padre), y donde se hace mención que se habría hecho un desembolso de US$ 10,000 por concepto de ‘muebles apoyo congresista Dr. Elías Rodríguez’”.

El parlamentario afirmó que se le pretende incriminar en base a dicho documento, al que calificó de “calumnioso”, y aseguró que no conoce ni recibió siquiera una silla del clan trujillano. Dijo que obtuvo el documento el domingo último y, a la mañana siguiente, procedió a interponer denuncia penal ante el Ministerio Público contra los que resulten responsables del delito de falsedad de documentos y otros. Allí zanjó el asunto. Sin embargo, el caso es más complejo de lo que se pinta y aquí tal parece que alguien puso el parche antes de que reviente el chupo.

2015-sanchez-2-C.jpg

La firma del documento es similar a la que aparece en la ficha de RENIEC de Fidel Sánchez Alayo, hijo de Manuel Sánchez Paredes. Detalla una lista de presuntos gastos desembolsados entre abril del 2005 y noviembre del 2006. El legislador aceptó que posee muebles nuevos de cuero, pero alega que se los entregó un empresario amigo “en consignación”.

Ocurre que Rodríguez estaba al tanto de que CARETAS investigaba este entuerto, al menos desde hace dos semanas. Una copia del mismo documento que hoy exhibe el legislador aprista había sido entregada a esta revista por una persona que dijo trabajar para los Sánchez Paredes. La fuente contó que sustrajo el original de la carta del escritorio del propio Fidel Sánchez y luego lo llevó al notario Alejandro Ramírez Odiaga, de Trujillo, para legalizar la copia. Esto ocurrió el martes 29 de enero.

El documento está fechado el 15 de noviembre del 2006 y lleva la supuesta firma de Fidel Sánchez Alayo. La rúbrica es similar a la que aparece en su ficha del Registro Nacional de Identidad (Reniec). Pero lo importante era determinar si lo hechos que allí se consignan son o no verdaderos.

PUES BIEN, EL DOCUMENTO está dirigido al “señor Manuel Sánchez Paredes” y tiene como título “Liquidación de pagos efectuados desde abril-2005 a noviembre-2006”. Arranca así: “Papá: en agosto del 2005 me entregaste la cantidad de US$ 210,000, de los cuales se gastó US$ 150,000 en la compra de tres yeguas (Suprema, Abadía y Silenciosa), quedando un saldo de US$ 60,000 que iba a ser para la compra de una yegua”. Y luego prosigue: “Como te darás cuenta en el cuadro resumen, se ha desembolsado un total de US$ 190,528, de los cuales descontando el dinero que me entregaste al inicio, US$ 80,000, queda un saldo a mi favor para ser desembolsado de US$ 110,528. Desde esa fecha se han realizado diversos pagos, detallando a continuación los más resaltantes”. El presunto Fidel Sánchez Alayo hace mención a una lista de 18 pagos puntuales (ver facsímil), entre los que, como se ha reseñado líneas arriba, destaca: “Muebles apoyo al congresista Dr. Elías Rodríguez (US$ 10,000)”.

El jueves último, CARETAS se comunicó con Rodríguez y le solicitó una entrevista, pero el congresista se excusó afirmando que viajaría a Trujillo ese mismo día. Pactó el encuentro para el lunes por la mañana. Al día siguiente, viernes 15, sin embargo, pidió una cita urgente con Mauricio Mulder, Secretario General del APRA. Se presentó en su oficina muy nervioso, aseguran testigos. “Esta es una campaña de Luis Alva Castro”, le dijo mostrándole el documento (es decir, no lo obtuvo el domingo último, como le dijo a la prensa). Mulder trató de tranquilizarlo diciendo que si la carta era falsa no había de qué preocuparse. Rodríguez admitió, entonces, que los muebles sí existían, pero que habían sido “prestados por un amigo”. Mulder le insistió en que debía conceder la entrevista a CARETAS.

El lunes 18, el congresista no apareció en su oficina ni dio razón de su paradero. Por la noche llamó a esta revista indicando que el encuentro se produciría el martes a las 10 de la mañana, pero tampoco se presentó. Dos horas después, hizo pública su denuncia en los Pasos Perdidos.

En suma, Rodríguez admitió que sí posee muebles nuevos en su oficina congresal de la avenida Abancay 251 (entre ellos un elegante juego de modulares de cuero de res negro), pero dice que estos fueron “objeto de una consignación gratuita de mi amigo Valeriano Orellana Mauricio, de la empresa Officitec”. El aludido no pudo ser ubicado para constatar esta versión.

El parlamentario aprista insistió en que no conoce a los Sánchez Paredes y alegó que, en mayo del 2007, se enfrentó a la familia trujillana por sucesos ocurridos con los trabajadores de la Azucarera Salamanca. Pero el Ministerio del Interior posee otra información. Información confidencial indica que los Sánchez Paredes habrían financiado la campaña electoral de Rodríguez, la más costosa del APRA, según se afirma. El aludido sostiene que eso es falso y parte de una presunta campaña montada por Luis Alva Castro, a quien –según afirma orgulloso– superó como el legislador más votado de La Libertad en el 2006. Pero las versiones que lo conectan al clan trujillano han sido puestas en conocimiento de ciertos altos dirigentes del partido de gobierno que tampoco lo ven con buenos ojos.

En todo caso, entrevistado por CARETAS, Mulder fue enérgico y anunció que solicitará la suspensión partidaria de Rodríguez para ser sometido a un proceso disciplinario sumario con las normas del debido proceso. “Yo le recomendaría (a Rodríguez) que solicite él mismo (su separación del APRA) porque el partido lo va a hacer; la investigación en el Congreso se hará, en la propia Comisión de Acusaciones Constitucionales. Porque si hay un indicio, el menor asomo de culpabilidad o de conexión del partido con el narcotráfico, nosotros tenemos que ser implacables. Esta es una investigación propiciada y buscada por el propio gobierno; este ha sido un tema que el mismo Presidente ha enarbolado en conferencia de prensa. Para el partido es un caso muy grave”, declaró.

El premier Jorge del Castillo coincidió: “el temperamento natural del partido significaría separarlo mientras no defina su situación”.

LA COSA NO QUEDA ALLÍ NOMÁS. La rendición de cuentas hace mención a otros dos presuntos pagos que tampoco son poca cosa: “Viaje Dr. Homero a Italia y Demo (US$ 6,000)” e “Ing. Absalón préstamo internamiento en la clínica (US$ 10,000)”. ‘Homero’ parece ser Homero Burgos, ex presidente aprista del gobierno de La Libertad (2003-2006) y ‘Demo’, su hermano Demóstoles Burgos. Entrevistado telefónicamente por CARETAS, Burgos reconoció haber viajado a Italia en el 2004 y con dinero del gobierno regional. Aseguró que conoce a Manuel Sánchez Paredes, a quien condecoró una vez como el mejor alcalde del departamento de La Libertad, pero negó que éste le haya costeado el viaje. Sin embargo, Burgos fue inexacto. El viaje se realizó entre el 16 y 27 de octubre del 2005, según informaron en el gobierno regional de La Libertad. Burgos visitó Milán, Turín y Roma, pero El Peruano no publicó qué organismo solventó la travesía ni los montos de los viáticos asignados. No se halló evidencias de que Demóstoles lo haya acompañado a Italia.

Por otro lado, ‘Absalón’ parece ser el ex ministro fujimorista Absalón Vásquez. Su amistad con Fidel Sánchez Alayo está corroborada en fotografías obtenidas por CARETAS. A fines del 2005, según algunos allegados suyos, sufrió problemas de salud y fue internado en una clínica privada. El 24 de enero de este año, fue sentenciado a siete años de prisión por el caso de la falsificación de firmas de Perú 2000. Está recluido en el penal San Jorge. Todo intento por entrevistarlo fue infructuoso.

CARETAS se comunicó esta semana con la defensa de Manuel Sánchez Paredes y solicitó una entrevista para establecer la autenticidad del documento, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

El lunes último, el presidente Alan García volvió a referirse a la lucha contra el lavado de activos y aseguró que su gobierno “pone una piedra distinta en la historia cuando incorpora un combate frontal contra las mafias de narcotraficantes que se han enseñoreado en la sociedad y en nuestra economía”. Es cierto, pero ahora –como hace 25 años cuando CARETAS destapó el Caso Langberg– sectores del partido parecen esconderse bajo esa piedra. (Américo Zambrano, Roberto More)

Morir en San Isidro

La misteriosa caída del socio de clan trujillano.
2015-sanchez-6-C.jpg

Orlando Sánchez hijo y Raúl Eyzaguirre en Panamá. Ver video en www.caretas.com.pe.


El empresario Víctor Raúl Eyzaguirre Parra tenía por costumbre ejercitarse de 7.30 a 8.30 de la mañana en el gimnasio de su cómodo penthouse ubicado en la terraza de uno de los edificios ‘Brasilian’ de la calle Carlos Osores con Dos de Mayo, en San Isidro. Aquella rutina diaria le permitía mantenerse saludable a sus 71 años. Sin embargo, la mañana del lunes último, un misterioso suceso acabó con su vida. No se sabe cómo, pero Eyzaguirre cayó desde el piso 15 de su edificio. Murió en el acto.

El primero en advertir lo ocurrido fue el vigilante Andrés Núñez, quien se encontraba en el primer piso del edificio. Cuando se acercó al pequeño y angosto corredor que divide la piscina y el estacionamiento encontró en medio de un charco de sangre el cadáver del empresario Eyzaguirre, de 1,82 de estatura y 90 kilos de peso, vestía buzo azul y zapatillas blancas.

La Policía inspeccionó la terraza, ubicada en el piso 15, y encontró indicios de que Eyzaguirre se estaba ejercitando en su gimnasio personal, poco antes de morir. La terraza, por cierto, tiene una suerte de puente de dos metros de largo por uno de ancho que conecta al edificio contiguo, donde se encuentra el departamento de su hermana Carmen, también en el piso 15. Eyzaguirre pudo haber tropezado y caído al cruzar ese puente, según una hipótesis. La víctima, sin embargo, estaba sola. No hay testigos que presenciaran cómo cayó. La Policía no descarta el asesinato.

2015-sanchez-7-C.jpg

Se desplomó desde su terraza en el piso 15.

Ingeniero geólogo y ex presidente de Centromin Perú (en 1985), Eyzaguirre mantuvo estrechos vínculos de negocio con la familia Sánchez Paredes. En el 2002, los convenció para comprar las acciones de empresas Las Algamarcas, lo que motivó que se enfrentaran a la minera canadiense Sulliden por el control de 26 concesiones mineras de oro en La Libertad.

Su empresa Alta Tecnología e Inversión Minera y Metalurgia S.A. (Atimmsa) adquirió todas las acciones de Las Algamarcas, mientras se constituía en Panamá la empresa off shore Ohana Overseas, cuyo directorio quedó compuesto por Orlando Sánchez Miranda, hijo de Orlando Sánchez Paredes y Élmer Vásquez Peláez, confeso procesador de cocaína del mexicano ‘Rancho Luna’ (CARETAS 2003). En un video obtenido por esta revista se aprecia al fallecido Eyzaguirre con Orlando Sánchez Miranda durante un viaje a Panamá, en el 2004 (ver video en www.caretas.com.pe).

En enero de 2003, Eyzaguirre y sus otros dos socios parientes suyos, transfirieron todas sus acciones a Ohana Overseas, convirtiendo a dicha empresa panameña en la accionista mayoritaria de Las Alagamarcas, a través de Atimmsa. Fue esta última la cara visible del litigio.

Eyzaguirre conoció los sospechosos movimientos de dinero de las empresas panameñas de los Sánchez Paredes, lo que motivó una denuncia penal en su contra por parte de Sulliden (CARETAS 1998). La Policía aún no lo había puesto bajo la lupa, pero todo indica que sabía demasiado.



 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista