viernes 19 de diciembre de 2014
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2046

25/Set/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre CoreaVER
Acceso libre Fotografía DigitalVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2365
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

Campeona olímpica y ex congresista se casa con el periodista Tyler Bridges bajo el sol de California. Alejandro Toledo fue el padrino de boda.

Cecilia Tait:El Triunfo del Amor

5 imágenes disponibles FOTOS 

2046-CECILIA-01.jpg

La Boda. Domingo 14 de septiembre. Tras ocho años de noviazgo –y una hija–, Cecilia y Tyler se dieron el sí.


El próximo lunes 29 de septiembre se cumplen 20 años de aquel memorable partido de vóleibol en las Olimpiadas de Seúl '88, donde nuestras chicas jugaron con todo contra la selección de la ex Unión Soviética, ganando la medalla de plata. La madrugada de la transmisión todo el Perú estuvo despierto, sufriendo con ese quinto set que nos arrebató la de oro. Una de las jugadoras peruanas era Cecilia Tait, conocida como “la zurda de oro”, por sus imbatibles mates.

Casi dos décadas después, en el avión rumbo a su matrimonio con Tyler Bridges, corresponsal del diario The Miami Herald, la novia recordaba aquel partido, apesadumbrada aún por no haber obtenido la de oro para el Perú. Al llegar a San Francisco, en compañía de su madre, Camila Villacorta, su cómplice hermana Violeta y sus pequeñas hijas, Laura y Luciana, el cielo estaba nublado. Pero el domingo 14 de septiembre, día de la boda civil y religiosa, amaneció espectacular, el radiante sol californiano inundándolo todo. “Este sol maravilloso, pleno de energía, es tu medalla de oro”, le dijo feliz Violeta a Cecilia, mientras ayudaba a la guapa novia a prepararse para el gran día. Esa tarde, Cecilia Tait, al fin le daría el sí al periodista americano Tyler Bridges. Tras ocho años de amores, desamores y una hija de seis años llamada Luciana. ¡Feliz damita de honor en el matrimonio de sus papás!

Después de una romántica luna de miel en París, que seguirá en Roma y Nueva Orleans, los recién casados llegaron a la Toscaza, Italia, a celebrar con Carmen Pimentel, la mejor amiga de Cecilia y su compañera en la selección de voley. Desde Cortona, donde se compuso la canción “Pueblo Mío”, cantada por José Feliciano, Cecilia nos cuenta emocionada los detalles de su matrimonio. “Me siento felicísima”, es lo primero que dice.

–En la entrevista para Ellos & Ellas que te hizo Josefina Barrón contaste que era difícil estar con un periodista, siempre a merced del acontecer internacional. ¿Cediste por amor?
–Sí. Después de todo, el amor tenía que triunfar.

–Alejandro Toledo fue tu padrino de boda. Quiere decir que lo estimas mucho, no obstante haber renunciado en el 2005 a Perú Posible, partido por el que fuiste elegida congresista.
Sí, él me llevó del brazo por el jardín en que nos casamos, y me entregó a mi futuro esposo. Alejandro es muy importante es nuestra historia de amor. Tyler me conoció por él. En el 2000 vino a Lima para hacerle un reportaje, y nos vimos en un acto político en el Coliseo Amauta. ¡Fue amor a primera vista! Además, yo nunca conocí a mi papá biológico. Como Alejandro está en Stanford, y ahora conoce bien a Tyler, decidimos invitarlo a acompañarnos ese día tan especial.

Uno de los momentos previos al matrimonio que más le gustaron a Cecilia, fue cuando minutos antes de comenzar la ceremonia, Eliane Karp entró a la habitación donde estaba muy nerviosa y le dijo: “Ahora deberás jugar otro tipo de partido, donde entran a tallar la paciencia y la sabiduría. Tienes un buen hombre a tu lado”. Fue como en las competencias más importantes, cuando estaba nerviosa esperando unas palabras tranquilizadoras de su entrenador. “Tranquilidad. Eso me brindó Eliane esa tarde”, cuenta emocionada Cecilia.

–Luces resplandeciente en las fotos de tu boda, con tu largo vestido bajo el sol de California. ¿Es cierto que el traje tenía detalles hechos por tejedoras de Huancayo y Huancavelica?
–El vestido fue hecho por la diseñadora peruana Ulla de Romaña y su hija Ximena en Lima, con tejedoras de Huancayo, Cajamarca, Casma y Huancavelica. Es de seda. Un vestido muy lindo, muy original, en representación de todas las artesanas peruanas.

–Después de verte bailar tan bien en el desafío de “Bailando por un sueño”, tu matrimonio habrá sido con mucha música y baile.
No ingresé al jardín con música tradicional de novia, ni bailamos el Danubio Azul. Mientras mi hija Laura, de 13 años, llevaba los aros y mi otra hija, Luciana, de 6, iba por delante de nosotros haciendo un camino con pétalos de rosa, dos guitarristas y un cajonero tocaban música peruana. Al terminar la ceremonia, Tyler, una vez más, me sorprendió con un romántico detalle: la canción de Louis Armstrong “What a Wonderful World”. La escuché y lloré. Es la canción que nos identifica. Fue maravilloso bailarla juntos. La fiesta siguió con marinera y mucha música peruana, ¡y Alejandro y Eliane mostraron a los invitados californianos cómo bailar un buen huayno!

–Con Tyler sentiste la magia del amor a primera vista. ¿Qué es lo que más te atrajo de él?
–Sus ojos verdes, su mirada de fuego dirigiéndose a mí. Su personalidad y sutileza al decir las cosas. Es un hombre con muchas sorpresas, y sigo descubriéndolo cada vez más.

–Luciana, la hija de ambos, ya tiene 6 años. ¡Vaya si te tomó tiempo darle el sí!
–Después de casi 8 años de relación, decidimos dar el gran paso. Tú sabes y sientes cuando llega ese día.

–¿Dónde vivirán ahora que están casados? Estaban entre Brasil y Perú, ¿ya se concretó el destino, o con un corresponsal nunca se sabe?
–A partir de enero tendré mas detalles. Mientras tanto, estaremos como al inicio de nuestra relación, viviendo en diferentes países: él en Venezuela y yo en el Perú. De una cosa sí estoy segura: Con un periodista la vida nunca será aburrida. ¡Siempre hay sorpresas!

–¿Piensan darle hermanitos a Laura y Luciana?
–¿CARETAS los criaría y educaría?

Búsqueda | Mensaje | Revista