jueves 3 de septiembre de 2015
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2106

26/Nov/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre Cade 2009VER
Acceso libre Derechos HumanosVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ConcursoVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2401
Otras Ediciones Anteriores
 
 

 

Inicio > Revista

LA Internet suele ser un basurero, en el que cada cual deposita sus tonterías, como ese correo que recibo, consignado por el director de algo que se hace llamar argosis, y que titula Filosofía Capitalismo contra ciencia, y dice concretamente: “Constantemente somos bombardeados con el mito que el capitalismo impulsa la innovación, tecnología y el avance científico. Nos dice que la competencia, combinado (sic) con la motivación por el lucro, empujan a la ciencia hacia nuevas fronteras…”. Lo borré al toque porque ¿acaso ese mito como lo llama no es cierto, le guste o no al director de argosis? ¿Cuáles son las contribuciones del socialismo, y mejor aún, del comunismo, a la ciencia y la tecnología? Que me disculpen mis amigos de la izquierda, pero ambos sistemas no inventaron ni la escoba.



Ya sabemos que al Sur tenemos un enemigo al acecho. Sorprende nomás que haya tontonazos que en nuestro país programen un ciclo de cine, en un centro cultural perteneciente al profesorado (CAFAE-SE), que tiene título tan claro y enunciativo como ese que comenté en mi anterior columna: “El cine chileno ataca Lima”. Pero, claro, debemos de tener en cuenta que también tenemos enemigos internos, como esos depredadores de los bosques de algarrobos que pasado el fenómeno del Niño fueron sembrados en el Norte y que ahora están a punto de desaparecer, o los que se dieron el trabajo de envenenar a más de un centenar de lobos marinos también en el Norte. Esos son también nuestros enemigos, no tan pijes como los siúticos sureños, pero enemigos definitivamente del país.


Yo haría una encuesta en el Perú, para descubrir cuán cojudos son algunos: ¿Usted cree una casualidad que se haya programado un ciclo de cine chileno reunido bajo el título de El cine chileno ataca Lima? ¿Usted cree que eso es inocente?


Todo esto del artero espionaje chileno y las próximas elecciones a celebrarse en ese país ingrato van a servir al Perú para conocer de verdad qué políticos de ese país son nuestros enemigos. Eduardo Frei es uno de ellos (claro que seguramente hay muchos más). Pero lo que deberíamos hacer es tratar de confrontar a esos continuadores del odio y las apetencias que nos tenía Pinochet con las víctimas de la dictadura chilena, que odiaba a los peruanos tanto como odia a sus propios compatriotas a quienes hizo víctimas de su feroz represión.


Lo que asombra del espionaje chileno es que, pese a la notoria superioridad material de sus fuerzas armadas, aun así se sienten en la necesidad de espiarnos y conocer el movimiento de la Fuerza Aérea Peruana, tan venida a menos luego de la confrontación con Ecuador.


Me entero por una de las agudas caricaturas de Carlín que Chemo del Solar habría ganado una beca de la Federación de Fútbol Peruano. ¿Como premio al fracaso sostenido que representa? ¡¿Una beca?! ¿Aparte del suculento estipendio que le pagaban (30,000 dólares mensuales, según he leído)?


Creo que el TLC con Chile debe ser declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional, por no haber sido sometido al Congreso. Y por ser con un enemigo declarado.


El rector de la Universidad Alas Peruanas (que si hubiera sido creada por marinos submarinistas probablemente se llamaría Universidad Torpedos Peruanos), Fidel Ramírez Prado, defiende la ignorancia de su invitado a París, Francisco Távara, diciendo que César Vallejo, como dijo en un programa de televisión ese menguado jurisinculto, se llamaba Abraham Vallejo. ¡Y ese fue invitado a París para exponer sobre nuestro gran poeta, cuyo nombre ni siquiera conocía!


Yo me pregunto dónde veranea el señor Gustavo García Castillo, gerente general de Santa Sofía Puertos, la empresa que tiene como propósito el puerto que destruirá la bahía de Ancón. Estoy seguro que en Asia (o Eishia, como dicen allí). ¡Se corren apuestas!


Con la más grande sinvergüencería imaginable hay parlamentarios que se han asimilado a la cédula viva, con una pensión equiparable al salario del funcionario que ocupe el mismo nivel. ¡Verdadero asalto a las arcas fiscales!


En el teatro del Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica tuve la oportunidad de asistir a una representación de Don Juan regresa de la guerra, del autor Ödon von Horváth, en una estupenda e imaginativa puesta en escena del director Jorge Guerra, con coreografía de Mirella Carbone. La obra es un dramático juego escénico en el que el teatro se confunde con la danza, presentando a seis bailarinas y dos actores que interpretan un rol activo en un imaginativo contrapunto entre el amor y la guerra. La representación dramática ideada por Guerra es en todo momento vibrante e imaginativa, en la que la danza y la actuación se entrecruzan y conjugan, como en la antigüedad griega.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista